Sesión de fotos de familia en estudio

David tiene tres años y llegó al estudio con una cámara de fotos de juguete que le regaló José Miguel, su padre. Siempre recomiendo enfocar hacía el juego una sesión de fotos en estudio con niños. A los peques les encanta divertirse y una sesión en estudio tiene que ser muy divertida!

Realizamos esta sesión fotográfica el día después de las fotos en exteriores que hicimos en la playa, así que David se acordaba de mí y fue fácil establecer un buen contacto desde el principio. Sus padres Esther y José Miguel fueron muy colaborativos y disponibles en todo momento. Me ayudaron mucho en la realización de los retratos de David. Ellos también se prestaron a jugar con su hijo tumbándose en el plató incluso José se puso un disfraz de unicornio para una foto!

En un momento saqué una pizarra tengo en estudio y les pedí a David que dibujara lo que le apeteciera. Le gustó mucho la ídea, creo que dibujó Bob Esponja aunque no estoy muy seguro… :-)  Esta es la filosofía detrás de las sesiones de fotos de familia en estudio que me gusta realizar. No puedo aguantar los posados forzados y las expresiones falsas. Siempre recomiendo a los padres que acompañan los niños para una sesión de fotos en estudio dejarlos que se expresen libremente sin decirle nunca: “Sonríe!”

Publico unas 10 fotos de esta sesión que fue realmente muy divertido realizar. Sinceramente gracias José, Esther y sobre todo gracias al pequeño David. Gracias por vuestra buena disposición que me permitió captar fotos tan espontáneas!

familia en estudiofoto de familia originalretrato niño estudiofotografía infantilretrato david fondo neroniño y mamaretrato de familiaprimer plano familiafotografia espontanea familia

Share on Twitter

Comments

comments

CONTACTAR